lunes, 12 de abril de 2010

Yo quería ser bailarina...

Estoy plenamente convencida de que yo debería de haber sido bailarina... tan estilosa como estas... 


Porque sino no se explica mi fijación por estas...




Y toda mi frustración por no serlo es culpa de mi hermana (mayor). Mi madre la apuntó a clases de ballet cuando era pequeña, a los 5 años o así y ella cuando volvía de casa lo único que decía era que odiaba al profesor ese al que nadie entendía (creo que era francés) y que sólo repetía plié y demi-plié...



Tan mala era mi hermana en clase que el profesor le pidió a mi madre por favor que no la volviese a apuntar. Después de tan desastrosa experiencia, a mi no me quiso apuntar y así he llegado a ser una bailarina frustrada... jajaja...

Realmente me encantan las bailarinas porque son perfectas, combinan con todo y son tan tan cómodas... soy una apasionada de los tacones, pero Dios me ha dado una resistencia nula a aguntar más de una hora subida en 10 cm así que no puedo optar por ponermelos casi nunca. Tengo montones pero siempre me los compro con una idea en mente: "estos zapatos son perfectos, ideales para ir a cenar en coche, una copa rápida sentadita y de vuelta a casa", como si ese fuese mi plan de todos los fines de semana...

Así que siempre tengo que optar por las bailarinas... pero es que mirad que monas quedan si son válidas para todas las ocasiones...








Ya la adicción a las bailarinas ha llegado a tal punto que Chanel incluyo ha diseñado unas medias que simulan los cordones de las bailarinas... Yo he de confesar que aunque me encantan estos zapatos no sé si llegaría al punto de ponerme estas medias





Pero sí que puedo mostraros gráficamente mi adicción a tan cómodo zapato y cómo en la variedad está el gusto...




Estoy muy orgullosa/avergonzada de mi colección pero aun así me encantaría que algunas de estas llegaran a formar parte de ella




Salvatore Ferragamo


Pretty Ballerinas

Chanel

Que pena que sean tan caras... es que gastarse ese dineral en unas bailarinas... no sé a vosotras pero a mi me duele... además es que a mi las bailarinas me duran como mucho dos temporadas porque me las pongo tanto tantísimo.

Las últimas de Pretty Ballerinas son perfectas para llevarlas en el bolso y cambiarte de zapatos cuando esos tacones tan ideales que te compraste te estén matando, ¿quién no lo ha hecho alguna vez? ¿Dónde quedó el "para presumir hay que sufrir" de nuestras madres y abuelas?

Distintos materiales, distintos prints, distintos colores pero un mismo propósito: zapato cómodo y apto en todas ocasiones aunque ciertamente el estilazo que te dan unos buenos tacones ni unas bailarinas de chanel lo consiguen. O me equivoco Little A?

2 comentarios:

natalia dijo...

no sabia que vivia con una maniaca de las bailarinas....20????voy a tener q guardar las mias bajo llave.......jajajajaja!

Pedacitos de Madrid dijo...

Las adoro yo también! son lo más cómodo y mono que hay, pero ultimamente me apetece cambiar un poco, al menos para salir! a ver cuánto me dura! beso grande